Museo del Encaje de Camariñas Museo del Encaje de Camariñas

Inicio | Museo virtual del encaje | Materiais

Compartir:

Materiales

La almohada

Almohada, bolsa de alfileres, palillos...

Es el principal elemento para la elaboración del encaje y habitualmente es construida por la encajera. La almohada característica de Camariñas consiste en un saco de tela relleno de paja, muy apretada, de trigo o centeno, con una vara de madera en cada extremo, llamadas cornos, para que la almohada pueda apoyarse sobre una silla, banco o caballete. Sobre ella, se sitúan los utensilios que se describen a continuación y que componen conjuntamente el material de trabajo.

La almohada puede variar de forma y dimensiones, aunque hoy en día, en Galicia, está extendido el modelo de Camariñas. Antiguamente la forma dependía de la clase social; la almohada burguesa consiste en una caja de buena madera que lleva incorporado un rodillo sobre el que se hace el encaje y que, a la vez, va recogiendo la labor. Otro tipo menos frecuente es la compuesta por un mundillo redondeado sobre el que se sitúa el rodillo.

Bolsa de alfileres

De tela y rellena de serrín, es donde se clavan los alfileres y de donde se van sacando para colocarlos en el picado. Se coloca en el lado derecho de la almohada. Los alfileres señalan por donde tienen que ir los hilos que se entrecruzan para ir formando el encaje.

Bolsa del hilo

También de tela, sirve para guardar la bobina de hilo y mantenerlo limpio. El hilo, es también un importante elemento para la elaboración del encaje, puesto que de su calidad y grosor va a depender en gran medida el resultado de la labor. El más común es de algodón, aunque también se realizan encajes con hilos de lino y seda.

Cuira o cuero

Consiste en un trozo rectangular de cuero que se coloca debajo de los bolillos para que éstos se deslicen mejor. Antiguamente era de piel de oveja o conejo, pero en la actualidad se utilizan materiales sintéticos.

Palleta

Se denomina así a un trozo de madera que se coloca entre las 'cornas' para ir enrollando el encaje a medida que se realiza. Las palilleiras llaman "erguer" al procedimiento de levantar la labor de la almohada para enrollarla en la palleta o reposar en la parte alta de la almohada.

Cartón o picado

Cartón o picado

Pieza de cartón agujereado por el cual se va siguiendo el modelo. Previamente se ha de realizar el modelo en papel para pasarlo a continuación al cartón, pinchándolo con un instrumento semejante a un punzón llamado subela o picadoira.

El trabajo del picado es de gran importancia ya que un encaje bien hecho depende de la correcta elaboración del cartón. Hasta hace poco tiempo esta tarea era realizada por hombres; ahora son las propias encajeras y otras mujeres especializadas en esta tarea las que confeccionan los picados. Este trabajo requiere fuerza para picar el cartón con exactitud y mucha paciencia para combatir la monotonía de la técnica.

Muchos picados los hace la encajera poniendo un cartón viejo encima de otro nuevo y agujereando éste en los mismos puntos del viejo, con lo cual tras sucesivas copias el diseño va perdiendo su forma original. Otra forma por la que la artesana "saca" los cartones es por fotocopia o por el mismo encaje, colocando éstos por encima del cartón y haciendo el agujero en el mismo lugar donde lo tiene la labor. De ésta manera también se desvirtúa el diseño y se van torciendo sus líneas.

La mejor forma de preparar un cartón es recuperar el diseño (dibujándolo de nuevo en el papel) y luego pasarlo al cartón.

Debido a que se continúan haciendo los encajes tradicionales, casi no existen nuevos diseños y los pocos que se realizan son fundamentalmente variaciones de los anteriores.

Actualmente nos podemos ayudar de la informática para hacer los picados, con lo cual salen hechos con gran perfección, pudiendo incluso ajustarse un accesorio periférico al ordenador para que haga los agujeros en el cartón. Sin embargo, las palilleras de Camariñas prefieren trabajar con los picados hechos a mano.

Para hacer un picado son necesarios conocimientos de geometría, dibujo, encaje y un cierto sentido de la estética. La mayor parte de los encajes (sobre todos los geométricos) se hacen sobre un papel cuadriculado. La razón del uso de este papel es la que sirve como pauta sobre la cual se va repitiendo el módulo básico que forma el dibujo. Además la cuadrícula sirve de guía para construir líneas rectas y ángulos de 45 y 90 grados, que son los más habituales en los encajes geométricos. Según el grosor del hilo los agujeros deberán estar más o menos separados (a mayor grosor, mayor separación) por lo cual se emplean cuadrículas de distinto tamaño para realizar los picados.

Palillo o panillo

Palillo o panillo

Es una pieza de madera torneada en donde va enrollado el hilo que se va soltando a medida que es necesario para realizar la labor. Antiguamente, los palillos gallegos se hacían a navaja o con cuchillo y con las maderas que había cerca de la casa o taller del artesano; las más frecuentes eran de boj, abedul, nogal, aliso o pino. A partir del siglo XVIII se hacían con torno de pie en pequeños talleres que existían por toda la comarca. Los marineros que visitaban las palilladas grababan sus nombres, frases amorosas, corazones, etc en los palillos para regalárselos a sus amadas. La variedad de palillos, según su antigüedad, lugar de realización y artesano, es enorme.

Actualmente son fabricados en serie. En el palillo antiguo se distinguen cuatro partes: .

  • El puño o cabeza: es la parte superior del palillo y tiene dos topes, entre los que se sitúa la caja, que evitan el deshilado. Existe una gran variedad tipológica.
  • La caja: es el lugar en el que va el hilo, su forma es siempre lisa y alargada.
  • La garganta: es una forma inicial del cuerpo central del palillo, sin ningún tipo de moldura. Esta parte no la llevan todos los palillos.
  • El cuerpo: es la parte más larga y la zona por donde se agarra el palillo. La ornamentación que suele llevar tiene una función estética y otra práctica, ya que permite asir mejor el palillo. La tipología de decoraciones es, al igual que el puño, variadísima.
  • El remate: tiene una finalidad estética y permite saber hasta dónde llega la mano para coger el palillo.
La longitud del palillo varía entre los 11 y 15 cm., resultando su peso de gran importancia. El peso de todos los palillos ha de ser similar para que no provoque irregularidades o descoordinación en el momento de moverlos.

Las palillas: Una forma especial de palillos son las "palillas". Las diferencias entre ambos son de forma y de función, ya que éstas sirven de guía a los palillos con los que se trabaja, sobre todo en el encaje estrecho. Cada vez que los palillos hacen un punto, para saber el momento en que ya pasaron una vez todos, la pareja de palillas va de primera, delante de todos los pares de palillos.


Feader Ministerio de agricultura, alimentación y medio ambiente Xunta de Galicia Deputación da Coruña Galicia Agader